miércoles, 8 de diciembre de 2010

Resumen de la novela


Luis Mary, amigo de Manolo García Urbina fallece en extrañas circunstancias, todo el mundo cree que ha sido un suicidio, pero Manolo y teresa creen que no ha sido asi. Teresa fue novia de manolo, pero mucho antes fue amante de Luis Mary.

Antes de su fallecimiento Manolo acompaña a Luis Mary a seguir a un hombre llamado Campuzano el cual es jefe de una revista de medicina, para hablar con el sobre un tema de fraude a hacienda el cual lo estaba investigando Luis Mary para poder denunciar este fraude y llevarse parte de los beneficios.

Al fallecer Luis Mary, Manolo sigue investigando este tema el cual seguia Luis Mary, esto fue pedido por Teresa.
La mujer del fallecido le pide un maletin que pertenecia a Luis Mary con cosas sobre la investigación el cual estaba en posesion de Teresa después del fallecimiento.

Despues del fallecimiento de Luis Mary fellece Campuzano, lo que hace que Manolo sigua con mas impetu la investigación de su amigo, Manolo va a ver el jefe de los laboratorios donde supuestamente se producio el fraude, donde el jefe se pone nervioso ante la version de Manolo sobre el asesinato.
Al volver Manolo a su casa, descubre que le han registrado la casa donde manolo se hace el muerto ante los mismos invasores.

Al siguiente día, se reúne con la viuda para ver la buhardilla  del fallecido. A la mujer, Carolina, parece no preocuparle nada más que la cartera con los papeles y el dinero, pero ella realmente sabe quiénes les registraron, y esta muy metida en el ajo. Tres matones le esperan a Manolo al volver a su casa, pero le dan un tiempo de cuatro días para encontrar la cartera. Poco después acude a casa de Teresa a pasar allí la noche porque está muy deprimida. Ella le explica que fue un grupo de personas, entre ellas su mujer Carolina los que asesinaron a Luis Mary.

La mañana siguiente llama al inspector de policía que llevó el caso de su amigo, y éste le propone que haga un informe y lo presente en comisaría. Queda para comer con Carolina, engañándola sobre tener información de la cartera.
Ese mismo dia quedan para cenar,  para entregar la cartera y todo lo que había en su interior, lo mete en una carpeta roja que hace que lleve un compañero de trabajo al restaurante, y él lleva la cartera vacía.

Cuando intercambian la documentación y el dinero, con un cheque de dos millones de pesetas, de dinero negro, salen del restaurante, y les meten en un coche para llevarlos a la Dirección general de seguridad. Le llevan a una sala para interrogarle, y después le encierran en un calabozo, sin darle ninguna explicación, le dicen que se explicará todo por la mañana.

Cuando a la mañana siguiente comprenden que él no tiene nada que ver, le dejan irse, acompañado por Cárdenas el inspector con el que habló del asunto, y otro policía, que vigilará su casa. Le llevan allí y le entrega a Cárdenas el comienzo de su novela, que es realmente el informe de los hechos que han pasado, y después se duerme. A las cuatro vuelve el inspector Cárdenas, que charla un rato con él y se lleva un muestrario de papel que no había entregado a los matones ni a Carolina.

Pero fin el día siguiente a las once, tiene una cita en comisaría con el inspector para que le diga quién es el asesino. Allí descubre que en realidad lo que buscaba Carolina era el dinero, que era falsificado por los laboratorios. El dinero lo robó Luis Mary, pero sin ni siquiera saber que era falso, sólo porque sospechaba que su mujer estaba del lado de los del laboratorio. El jefe de investigación del papel de la empresa, con el que Manolo se entrevistó, es el cerebro del grupo. Campuzano era el que prestaba la imprenta de su revista, pero a él no lo mataron, sino que realmente si que se mató él.

Entonces, es cuando se descubre todo. No era cierto que Manolo no hubiera visto más a Luis Mary, sino que se reunió con él en aquella buhardilla, y éste le enseñó la novela escrita, en la que él mismo hacía el papel de muerto, y que estaba narrada en primera persona como si su amigo Manolo fuera el que hablaba, en la que también se narraba el encuentro del policía y Manolo. A Manolo le gustó tanto que incluso llegó a pensar que era suya. Pero existía el problema de Luis Mary, así que le mató.

El inspector no le detiene, porque juzga que el peor castigo que va a tener es el de ser un mal detective de ficción. Le devuelve el cheque de dos millones y Manolo se va.
Se va a casa de Teresa, que le recibe un poco ebria. Le pregunta por Carolina, y él dice que la esperará. Le entrega el cheque y le dice que no lo anularán, porque ellos sólo son personajes imaginarios de un libro imaginario. Ella le da un beso y él siente por dentro un sonido que le golpea, el sonido que le condujo a la casa, el de un ascensor, y el que le condujo al crimen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada